Este año es el centenario de Leonard Bernstein

Poco es lo que no se ha contado ya del grandísimo Leonard Bernstein. Pero en un momento tan especial como este, nosotros queremos hacerle desde aquí nuestro particular homenaje.

Porque el padre de West Side Story, junto con Stephen Sondheim, fue un artista tan completo como ha habido pocos en la historia de la música. Consiguió enamorar tanto al público como a la crítica, algo nada fácil, y fue una figura muy relevante como compositor, pero también como director, educador y filántropo.

Bernstein fue un pionero y un valiente. Si algo le caracteriza es su manera de fusionar géneros, de mezclar todas sus vivencias, sus fuentes de inspiración y sus influencias. Pero lo que le hace grande de verdad es el momento en que se atrevió a hacerlo. Y decimos que se atrevió porque realmente fue un valiente, ya que fusionó en un momento arriesgado, en el que ni era habitual hacerlo ni se consideraba una buena práctica. Pero él sabía lo que hacía, lo sentía, y ahí están los resultados.

Como director, desde su primera aparición pública creó tal revuelo que no paró de dirigir a las mejores orquestas del mundo durante cuarenta años.

Como educador, revolucionó la manera de enseñar cuando propuso que se usara el arte para adquirir, de una forma creativa, todo tipo de conocimientos. De hecho, en muchas escuelas de diferentes países se sigue utilizando el Artful Learning con muy buenos resultados.

Pero nunca olvidó su capacidad para cambiar el mundo dentro de sus posibilidades. Desde que en 1948 dirigió una orquesta de supervivientes judíos, no cesó de dar voz a causas como los derechos civiles, el antifascismo o la concienciación contra el SIDA.

Y por supuesto, no podemos olvidar su increíble capacidad para componer. Porque lo que hacía Bernstein con las partituras era pura magia. Sólo hay que ver algunos ejemplos de sus obras más aplaudidas, como On The Town, Wonderful Town o Candide. Y, cómo no, aquella de la que nos hincha de orgullo formar parte y que seguro que volverá a calar en vuestros corazones como lo hizo la primera vez que conocisteis la historia: West Side Story.

West Side Story, venta de entradas