Y llegó el día de la Italiana (SITZPROBE)

Un ensayo único dónde se reúne TODO el equipo de West Side Story.

La Italiana es la lectura de guión centrada en las canciones, por tanto, se junta todo el elenco de actores/actrices con la orquesta por primera vez para interpretar todas las canciones y números del musical.

Así que el sábado 1 de septiembre, en un espacio exclusivo del teatro Nuevo Alcalá, que ha sido testigo de los primeros ensayos de este musical, nos reunimos todo el equipo que compone este clásico de Broadway. Formando un círculo de música y magia, el espacio se repartió entre Jets, Sharks y orquesta, con nuestro maestro Gaby Goldman en el centro para dirigirles a todos.

Un total de 20 músicos con todos los instrumentos que exige la partitura de Leonard Bernstein: piano, teclado, contrabajo, reed (el reed se compone de 4 músicos, cada uno toca varios instrumentos como flauta, piccolo el saxo y clarinete), fagot, trompetas, trombón, trompa, violines, chello, batería, percusión y director de orquesta.

La italiana (o Sitzprobe) es el único encuentro entre el elenco y los músicos, no se trata de un ensayo general. Una vez comenzados los ensayos en el escenario y la representación de la obra, los músicos se ubican en el foso del teatro y no vuelven a tener esa conexión directa. Por ello, la italiana se llena de guiños, generando un ambiente muy íntimo que no se repetirá jamás.

Desde las primeras notas los actores y actrices de West Side Story comienzan a mover los pies, no disponen de mucho espacio para moverse más allá de sus butacas, pero se nota en cada uno de ellos cómo van marcando las coreografías de cada número, necesitan moverse, necesitan bailar para expresar de forma completa cada parte de la obra. Incluso en las partes en las que tienen que dar pie a la música, y están frente al micrófono, tan sólo recitando, hay gestos, contenidos, abrazos, besos furtivos, son parte de su papel, es difícil disociar a Tony diciendo ‘Te adoro, María’ sin poder trepar por una escalera y robar un beso.

A un mes de estrenar la obra, os podemos adelantar que las canciones y la música suenan de manera espectacular.

Las canciones grupales: Tonight y Somewhere, en la que el escenario se divide en grupos y las voces llegarán desde diferentes rincones hasta superponerse en un grito conjunto con diferentes mensajes, son maravillosas, una a una se van sumando las voces mientras se te revuelven los sentidos y necesitas unirte a su voz.

América, I feel pretty y Gee, oficial Krupke, aún si poder bailar, se convirtieron en momentos divertidísimos que encierran un potente mensaje que juega con la alegría y la trascendencia de los propios personajes, cuya letra y música se vuelve pegadiza y consigue arrancarte silbidos durante días.

María, Something’s Coming, One Hand, One Heart y tantos otros duetos que hay en la obra… No podemos describirlo, tendréis que venir a verlo en el escenario, con la orquesta en directo y con todo el elenco pudiendo dar vida a estos increíbles personajes.

Sólo podemos decir una cosa para terminar:

VEN CONMIGO, ACOMPÁÑAME.
VEN CONMIGO, TE LLEVARÉ.
JUNTOS.
LIBRES.
SIEMPRE.

West Side Story, venta de entradas