Gaby Goldman es nuestro Director Musical.

¡Os presentamos al equipo creativo de West Side Story!

Hoy hemos estado charlando con nuestro Director Musical, Gaby Goldman, que nos ha contado todos los secretos de la magnífica partitura del clásico original de Broadway, y que es tan sofisticada como compleja.

Leonard Bernstein fue el precursor de la fusión de muchos estilos diferentes, y Gaby la define como la perfecta conjunción entre la música contemporánea del siglo XX y la música clásica, junto con la ópera, la música latina y la comedia musical norteamericana. Y ahí radica la sofisticación de esta partitura según este otro genio de la música actual.

Gaby nos habla de algo muy llamativo de este proyecto y es que hasta ahora, siempre se habían dado formaciones musicales mucho más pequeñas, de entre 5 y 11 músicos. Hacer teatro musical es muy costoso por la utilización de músicos en vivo, y por ello las formaciones orquestales suelen funcionar con esas cifras. Pero en este caso hablamos de un proyecto de 20 músicos, de una orquesta formada por vientos, teclados y cuerdas y que son los que dan vida a este espectáculo.

También hemos querido hablar con él sobre la lectura italiana, es decir, esa primera vez en la que se fusionan la orquesta y los artistas que están sobre el escenario. Normalmente los actores ensayan con piano y en este caso, por las necesidades técnicas, también con batería. Pero llega ese momento tan emotivo en que todos se juntan, y al preguntarle por qué es tan importante nos dice que es el momento en el que todos pueden comunicarse, porque después de este ensayo no vuelven a verse, dado que los músicos están en el foso o en la plataforma sobre el escenario, por eso se convierte en un momento único. Nos cuenta que lo vivió como algo realmente intenso, que por fin le descubriría el feeling entre los músicos y los cantantes.

Llega el momento de hablar de los actores que dan vida a Tony y a María, cómo se han elegido sus voces. Gaby nos cuenta que al adquirir los derechos de un espectáculo así, se han de cumplir unos requisitos sobre el rango vocal de cada personaje. Por tanto, lo primero que hubo que hacer fue tener en cuenta en el casting que los aspirantes pudieran llegar a esos rangos vocales, para después empezar a “mezclar” los “Tonys” seleccionados con las “Marías” elegidas y ver cómo funcionaban juntos.

Y hablando de ellos, le comentamos que a Tony se le escapó alguna lágrima de emoción en la lectura italiana, y nos responde que los actores están absolutamente comprometidos con el espectáculo, que es un clásico moderno y sofisticado, con un grado de detalle como asegura no haber visto otro, y eso también lo percibe el elenco, que lo vive con mucho entusiasmo.

Nos habla de Silvia Álvarez, que según sus palabras es una estupenda actriz y da vida a uno de los papeles más difíciles de elegir en el casting, ya que Anita tiene que cantar tan bien como María y Tony, pero a la vez es la primera bailarina del elenco, porque tiene muchos momentos complicados, por ejemplo en “Mambo” o en “América”. Pero Silvia lo ha conseguido y eso hace que todo el equipo esté muy satisfecho con su elección.

Otra cosa que nos llamó la atención mientras vimos la italiana fue cómo los actores no podían evitar moverse al ritmo de la música. Nos dice Gaby que es muy posible que esto le pase también al público, que sienta el ritmo y se deje llevar por él, ya que hay momentos emblemáticos del espectáculo como América y Mambo pero también otros como María, Tonight, I feel pretty, etc., que al ser conocidos por el gran público harán que se sientan aún más dentro de la música.

Una curiosidad que os va a gustar: el chasquido de los dedos era parte de un lenguaje callejero que tenían los Jets para comunicarse entre ellos, y por eso se ha utilizado ese recurso tanto en la música como en la parte actoral.
Por último, nos cuenta que para él, el mayor reto de este proyecto ha sido entender y poder abordar la partitura, que ha sido un gran desafío por el que se siente un privilegiado dada su belleza y dificultad.
¡Gracias por haber sido capaz de ello para brindarnos un espectáculo tan maravilloso, Gaby!

West Side Story, venta de entradas