Riff, el mejor amigo

Hoy vamos a conocer un poco mejor a un personaje que resulta ser clave en el desenlace de la historia de West Side Story. Se trata de Riff, el mejor amigo de Tony, que desde la decisión de este de retirarse del mundo de las bandas, se ha quedado con el puesto de líder de los Jets.

Desde su actual posición, se encuentra con un difícil dilema que le provoca sentimientos encontrados. Por un lado, y de forma inevitable, ser el líder le hace disfrutar el sabor del poder, de sentirse invencible y casi un escalón por encima del resto de los mortales. Porque su mundo son las bandas, y él está en lo más alto de la suya.

Pero por otro, a veces se llega a sentir abrumado por la responsabilidad inherente a su puesto. Porque ahora, de alguna manera, él es el responsable de cuidar el barrio y a la gente que pertenece a él, sobre todo a los miembros de los Jets. Y para ello entiende que debe terminar con los Sharks, que parecen haber venido a adueñarse de todo aquello que sienten que les pertenecía por nacimiento y por derecho.

Además, tiene un problema añadido, que es su amigo Tony. Él era el líder, y el que le ha dejado en la posición en la que está ahora. Es fuerte, valiente y sabe cómo actuar ante los problemas que dan los portorriqueños. Y de repente se echa a un lado y parece no querer saber nada.

Así que Riff siente la urgencia de volver a traerle a la banda, de hacerle entender que sin ella no son nada, y que además le necesitan en ella, sobre todo cuando se acerca el momento clave del enfrentamiento. Y por fin lo consigue, pero de la peor manera posible. Su vida se esfuma en manos de Bernardo, llevándose con él también a su mejor amigo, que a pesar de estar convencido de haber elegido el amor y salido de ese mundo de venganza, termina sus días en una pelea callejera.

Riff y Tony. De la cuna a la tumba.

West Side Story, venta de entradas West Side Story, venta de entradas West Side Story, ultima